Del 1 al 4: ¿tú qué Marketing haces?

El comercio de productos existe prácticamente desde los propios orígenes del ser humano: aunque fuera mediante el trueque, se buscaba satisfacer directamente una necesidad con el producto sin importar casi ningún aspecto más sobre el mismo. La locura de las marcas, la diferenciación y el marketing no se dio hasta mediados del siglo XIX. 
No cabe ninguna duda de la importancia que ha jugado el marketing en la comercialización de los productos a lo largo de nuestra historia, sobre todo en la más reciente. El marketing, al igual que el ser humano, también ha ido evolucionando y ahora mismo conviven distintos tipos del mismo; los cuales pueden verse en la siguiente infografía:
marketing
Infografía: características del marketing 1.0, 2.0 y 3.0

Marketing 1.0: el producto.

Con la Revolución Industrial comenzó la producción en masa. Todo se enfocaba al producto y el consumidor no era más que quien pagaba por el mismo y al que, previamente, había que convencer para que comprara nuestra marca y no la de la competencia. Se cubrían necesidades y las emociones no tenían cabida, se transmitía un valor funcional sobre las prestaciones del producto a través de medios de comunicación de masas (prensa, radio,…) de forma unidireccional (de la empresa al consumidor). No se daba prácticamente segmentación del mercado para estas empresas, centradas en la maximización de su beneficio.

Marketing 2.0: el consumidor.

Con el tiempo las marcas se dieron cuenta de la importancia de su relación con los consumidores más allá de cifras de venta, cuotas de mercado, etc. A partir de aquí se introdujeron en el nivel emocional tejiendo relaciones: se premiaba la satisfacción del consumidor más allá de la compra, se buscaba un cliente fiel, un embajador de la marca. Entonces comenzó a cultivarse el valor de marca, a asociarle una serie de emociones y sensaciones que diferenciaran el producto del de la competencia. En definitiva, las empresas comenzaron así a posicionar sus productos en el mercado con nuevas maneras de comunicar aparte de los medios tradicionales: marketing “uno a uno”, etc.

Marketing 3.0: los valores.

En esta nueva etapa, en pleno auge ahora mismo, las empresas no se centran ni en el producto ni en el consumidor, sino que se centran en los valores con el objetivo de hacer que el mundo sea un lugar mejor en el presente y en el futuro. El consumidor es visto como ser humano con anhelos, inquietudes, deseos, sueños,… Y las empresas serán quienes ayuden a estos seres humanos consumidores a sentirse realizados mediante vínculos emocionales entre la marca y la persona. El producto y su consumo va más allá de lo físico, se enmarca en un significado trascendental sobre el mismo. En cualquier empresa desgranarán con esmero sus valores, su misión y su visión de futuro para posicionarse, además de demostrar su compromiso con informes de Responsabilidad Social Corporativa.

Marketing 4.0: el marketing del futuro.

Cuando aún conviven el marketing 2.0 y el 3.0, ya comienza a hablarse de marketing 4.0 como un futuro cada vez menos lejano. Se basa en predecir las actuaciones de los consumidores mediante la identidad y la conexión (geolocalización, realidad aumentada, marketing virtual, el Big Data,…), dándose una total personalización del producto gracias al análisis de grandes cantidades de información generadas por los propios consumidores. Sin duda, el futuro nos dirá hasta donde llegamos…
Vista la evolución del marketing, ¿qué tipo de marketing estás desarrollando en tu PYME? ¿Algún cambio que realizar? ¿Necesidad de evolucionar? Ya sabéis: análisis, objetivos, estrategia y táctica para lograr los cambios que os propongáis en vuestro negocio. También puedes hacerme llegar tus preguntas o sugerencias desde la pestaña de contacto.
¡Comenta, comparte y difunde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *