Lo que deberías saber del Social Selling.

Búsquedas Móviles
Aumentan las Búsquedas Móviles

Si tú también utilizas tu smartphone mientras haces tus compras formas parte de ese 78% de personas en España que lo utiliza habitualmente durante el proceso de decisión de compra. El acceso a la información de productos y servicios se requiere cada vez de forma más inmediata y este factor debe tenerse en cuenta por parte de toda empresa que pretenda vender de manera efectiva. Es por ello que la presencia de las compañías en Redes Sociales se antoja fundamental para ofrecer información y contenidos de calidad al cliente en el momento que este la requiera. Aunque a priori suene contradictorio, el Social Selling es un concepto que conviene conocer y aplicar en las nuevas relaciones de las empresas con su público.

¿Qué es el Social Selling?
Internet ha abierto enormes posibilidades en cuanto a venta, desde la captación de leads hasta la fidelización de clientes pasando, cómo no, por la propia venta y atención al cliente. Redes Sociales como Facebook o Twitter permiten un gran acercamiento con clientes potenciales, hecho que repercute directamente en la imagen de marca y en las ventas de la compañía. 
Cabe resaltar que no se trata de un sistema de venta online sino que consiste en impactar a clientes potenciales de forma indirecta haciendo que sean ellos quienes elijan a la empresa: se trata de que el cliente compre la marca, no de vendérsela. ¿Y esto cómo se hace? Para ello se requiere de una estrategia coordinada de branding, Content Marketing y comunicación con la cual generar contenidos de calidad cuya relevancia despierten el interés del público objetivo.

Cómo vender en Redes Sociales.

Vender en Redes Sociales
Cómo Vender en Redes Sociales

Al fin y al cabo, vender en Redes Sociales no es muy distinto a la venta directa o a la venta personal: es necesario conocer al público objetivo para saber a través de qué plataforma dirigirse a él y con qué tono debe hacerse: no es lo mismo dirigirse a un público menos de 25 años en Snapchat que hacerlo con otras empresas (B2B) en LinkedIn, por ejemplo. Además de la plataforma, la estructura del mensaje tiene su importancia para transmitir de manera óptima qué se quiere comunicar y llamar la atención en un entorno altamente competitivo como lo es el digital.
No obstante, la simple presencia de la empresa en Redes Sociales no es suficiente puesto que se requiere de un plan de acción para lograr esa venta que, seguramente, ocurra a través de otro canal. Las Redes Sociales son, por tanto, un mero puente o nexo de unión entre la audiencia de una empresa con su producto o servicio, suponiendo un canal de información y atención al cliente.
¿Cómo lograr que un cliente cruce ese puente y acabe realizando una compra? En primer lugar es necesario escuchar, identificar a la audiencia de la empresa y elaborar el mensaje que mejor capte su atención. Además se deberá contar con una web atractiva cuya usabilidad suponga una experiencia de compra satisfactoria para quien accede a ella: el cliente debe encontrar la información que necesita sin moverse apenas de la página de destino.
La página web también deberá contar con otros aspectos fundamentales como el diseño, la navegación, el contenido o la optimización para que el usuario que accede a ella desde diversos dispositivos se quede en ella el máximo tiempo posible (disminuir la tasa de rebote) e incluso realice conversiones (suscripción a newsletters, envío de formularios, compras, etcétera) El posicionamiento (SEO y SEM) juega también un importante papel en la optimización para buscadores como Google: el contenido de la web deberá coincidir con las palabras clave y etiquetas a través de las cuales llega el tráfico a la web.

En definitiva, el Social Selling no es una parte aislada de la estrategia global de la empresa sino que debe combinarse y complementarse con el resto de estrategias llevadas a cabo: Inbound Marketing, Content Marketing, posicionamiento SEO y SEM,…
Contenidos para hacer Social Selling.
El año pasado ya traté en esta web la importancia del Content Marketing (o Marketing de Contenidos) para crear contenidos de calidad y generar interés por productos o servicios con el objetivo de que cierta audiencia afín realice una acción concreta sin resultar invasivo. Aunque existen múltiples alternativas para crear este tipo de contenidos, todas ellas comparten el mismo aspecto. siempre deben aportar utilidad.
Para ofrecer contenidos de calidad y relevancia en primer lugar se requiere conocer qué busca el cliente potencial con el fin de ofrecerles las respuestas en el momento en que las estén buscando. De este modo el contenido ofrecido por la propia empresa será un recurso de información útil que genera un impacto positivo en las ventas. El truco de todo ello reside en hacerlo con disimulo y sin ser invasivo, huyendo del típico mensaje publicitario o promocional.
Son muchas las empresas que en los últimos tiempos vienen probando distintos formatos para la creación de contenidos: vídeos, infografías, retransmisiones en directo o streaming, etcétera. Ahora tú decides, ¿está tu empresa preparada para el Social Selling? ¿Y por qué no estarlo?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *