Retargeting, qué es y cómo funciona.

¿Alguna vez te has parado a observar la cantidad de anuncios que aparecen en tu pantalla cuando navegas por Internet? En cada búsqueda de Google, en cada página web que visitamos, en nuestros perfiles de Redes Sociales,… Si te paras a pensarlo, al día podremos visualizar más de un centenar de anuncios. ¿Realmente te fijas lo suficiente como para saber qué anuncian? ¿Qué impacto tienen entonces?

Qué es el Remarketing.

El Remarketing (también conocido como Retargeting)  surge precisamente con la idea de hacernos llegar una publicidad acorde a nuestros intereses por esta vía de forma que su alcance, impacto y repercusión sean mayores. Una explicación rápida del Remarketing podría darse del siguiente modo: consiste en que los anuncios sean vistos solo por personas que ya han visitado cierta página web con anterioridad.
Estoy seguro de que en más de una ocasión te ha ocurrido lo mismo que a mi y después de buscar un producto, comparar precios y abandonar la web sin comprarlo, después aparecían banners y anuncios sobre el producto en cuestión al seguir navegando en otras páginas. ¿A que entonces los anuncios sí captaban tu atención? En esto consiste precisamente el Remarketing: gracias a las famosas cookies que se instalan en tu ordenador pueden conocerse tus intereses, de forma que posteriormente se te muestra publicidad en función de tus preferencias en cada momento.
retargeting
Cómo funciona el Retargeting o Remarketing en el eCommerce

Utilidad del Remarketing.

A nivel de empresa, el Remarketing se utiliza para convencer al usuario de que finalice el proceso de compra en la web tras abandonarlo. De este modo se capta de nuevo la atención del usuario, abriendo con ello la posibilidad de generar una venta. Existen numerosas herramientas para realizar campañas de Remarketing pero quizá la más extendida sea Google Adwords, cuyo alcance e impacto depende del presupuesto que se asigne: lo más habitual es que se pague en función de los clics que se realicen.
Las ventajas del Remarketing son más que visibles, pues permite gran efectividad en conversiones a ventas dado que puedes dirigirte a usuarios que ya han visitado la web y conocen en cierto modo el producto que se publicita.  Además, la información obtenida sobre el proceso de compra realizado por el cliente antes del abandono permite la personalización del anuncio según la persona a quien se dirija. Por otro lado, el Remarketing no es una varita mágica y su desarrollo es un proceso lento: primeramente deben crearse listas de usuarios que han visitado la web y hacer un análisis muy completo sobre su paso por la misma.

Adentrarnos profundamente en el mundo del Retargeting, sus múltiples herramientas, los tipos y estrategias de campaña en Google Adwords y otras plataformas podría llevarnos horas (como casi todo lo referido al Marketing Digital). Por lo pronto, con esa introducción he podido dar una pequeña pincelada sobre su concepto, por lo que más adelante seguiré desgranando más sobre el Remarketing.

¡Comenta, comparte y difunde!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *