Posicionamiento SEM con Google AdWords.

Antes de comenzar, cabe destacar que existen buscadores más allá de Google. No obstante, en España un elevadísimo porcentaje de búsquedas se realiza a través de este buscador, motivo por el cual me centraré más en él. Dicho esto, el principal objetivo del Marketing en Buscadores es dirigir tráfico cualificado a determinada página web. ¿De qué serviría atraer a cualquier público que busca algo distinto a lo que ofrece tu web? Para esto existen, precisamente, disciplinas como el posicionamiento SEO y SEM. A continuación voy a dar algunas pinceladas sobre este último…

 

Qué es el Posicionamiento SEM.

SEM son las iniciales en inglés de Search Engine Marketing’, es decir, Marketing en Motores de Búsqueda. Esta estrategia permite resultados inmediatos realizando cierta inversión en palabras clave. Por otro lado, el posicionamiento SEO, Search Engine Optimization’, ofrece resultados a medio plazo. En definitiva, al hablar de posicionamiento SEM nos referimos a campañas de pago en buscadores.

Google, al igual que otros buscadores como Bing, ofrece a los anunciantes la posibilidad de posicionar sus anuncios en función de palabras clave. Google AdWords o Bing Ads, por ejemplo, son las plataformas de dichos buscadores para posicionar este tipo de anuncios. Esta opción permite a los anunciantes posicionar sus anuncios en un lugar ‘privilegiado’ al afrontar búsquedas de usuarios. Piénsalo por un momento: ¿cuántas veces haces clic en un resultado que aparece en la segunda página?

De este modo, en los buscadores existen dos zonas claramente diferenciadas:

  • Enlaces patrocinados. Se encuentran en un lugar destacado.
  • Posicionamiento orgánico. Se muestran en función de una serie de variables (links, redes sociales, estructura y contenido de la web, experiencia del usuario, etc.)

Por ejemplo, al realizar la búsqueda ‘Samsung Galaxy S8’ aparecen los resultados en Google estructurados del siguiente modo:

SEO-SEM
Posicionamiento SEO y SEM en Google

Diferencias entre SEO y SEM.

En términos generales, la principal diferencia entre SEO y SEM es el pago por cada clic que se realiza en el anuncio. ¿Esto significa que el SEO es gratuito? ¡En absoluto! El SEO consiste en aplicar mejoras continuas en la web para que sea ‘digno’ de aparecer entre los primeros resultados orgánicos de Google. Esto también supone un trabajo y, como tal, se paga al profesional correspondiente.

Por su parte, el SEM consiste en realizar campañas PPC (pago por clic) para aparecer en esos lugares ‘privilegiados’ que Google reserva en su buscador. Cabe resaltar que Google solamente cobra al anunciante por cada clic que se realiza en el anuncio, no por el hecho de aparecer en dicho lugar. Para la configuración y gestión de campañas PPC se emplea la herramienta Google AdWords.

Antes de empezar en AdWords.

Google AdWords
Logo de Google AdWords

El SEM, como indicaba anteriormente, se centra en campañas de pago mediante Google AdWords. Esta plataforma de Google es una herramienta compleja cuyo uso se escapa a quienes no tengan una mínima formación. ¿Estás totalmente decidido a realizar campañas PPC? Mi recomendación es contactar con una buena agencia de Marketing Digital que sepa optimizar tu presupuesto. ¡Piensa que la imagen y los resultados de tu empresa están en juego!

Tu primer paso será definir los objetivos estratégicos: aumentar las ventas, conseguir leads, generar posicionamiento de marca, incrementar el tráfico web, etcétera. La segunda referencia a tener en cuenta será la rentabilidad que esperas conseguir de la inversión en PPC. Esta cuestión es de vital importancia para determinar si la inversión realizada tiene razón de ser. Para ello se utiliza el ROI (Return Of Investment) como métrica, es decir, el Retorno de la Inversión: (Ingresos en AdWords – Inversión en AdWords) / Inversión en AdWords.

A partir de aquí vendrá la creación de campañas en distintas redes (Búsqueda, Display, Shopping,…), la configuración de grupos de anuncios, la definición de palabras clave, los ajustes de pujas, etcétera. Con AdWords y otras herramientas de Google, como Analytics, tendrás una visión en tiempo real de la evolución de tu negocio para redefinir la estrategia de inmediato.

En conclusión…

Más del 90% de los clics en enlaces de resultados de búsqueda se reparten entre aquellos que aparecen en la primera página del buscador. En otras palabras: si no estás entre los diez primeros, prácticamente no existes. Si buscas una buena posición de tu web, necesitarás profesionales que te lleven a tal lugar. El posicionamiento SEM, bien combinado con el SEO, resulta fundamental para lograr tal fin.

En último lugar, ¿en qué puesto de Google aparece tu empresa cuando buscas por su marca o con productos y servicios que ofrece? Te invito a descubrirlo y, si quieres, compartirlo 😉

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *