Las Redes Sociales: el gran aliado de las PYMES.

Internet ha ampliado los horizontes de muchos negocios y no sólo para grandes empresas, dado que también ha puesto numerosas herramientas al alcance de pequeñas y medianas empresas para llegar a millones de potenciales clientes, dentro y fuera de nuestras fronteras. Ahora no es necesario formar parte de una gran compañía para exportar y cada vez más PYMES se abren paso en el mercado internacional: son un generador de oportunidades.
Las Redes Sociales han democratizado la comunicación de masas ofreciendo oportunidades tanto a grandes como a pequeñas empresas. Y, aunque el presupuesto sea un condicionante de relevancia, el éxito en el mundo 2.0 dependerá en mayor medida de qué conexión tenga cada cual con su público objetivo.
Centrándonos en las PYMES, cada vez tienen mayor presencia en Redes Sociales y se empapan de esta nueva cultura digital, tienen objetivos y estrategias planteadas, innovan y utilizan avanzadas herramientas de comunicación. Pero, ¿qué ventajas e inconvenientes puede tener su presencia en las Redes Sociales? La siguiente infografía muestra algunas de las que pueden presentarse:

Infografía: ventajas y desventajas de las Redes Sociales en PYMES

La primera ventaja, y quizá la más evidente, es el aumento de notoriedad de la PYME que, normalmente, no se conoce más allá del entorno local/provincial/regional. Mediante las Redes Sociales puede conseguir mayor reconocimiento del cliente, sea cual sea su ubicación. Se abren también nuevas oportunidades de negocio si la empresa en cuestión decide lanzarse a la venta online: las Redes Sociales pueden convertirse también en un canal de ventas estupendo al generar leads que pueden convertirse en ventas con la estrategia adecuada.
Respecto al cliente, las Redes Sociales ofrecen una mayor atención y fomenta su fidelización mientras que permite captar a otros nuevos: mayor cercanía de la empresa con el consumidor. La presencia de la empresa en Redes Sociales permitirá conocer las tendencias e intereses de nuestro público objetivo, qué campañas está llevando a cabo la competencia, qué opiniones se genera sobre las empresas del sector (incluida la nuestra), etcétera. El flujo de información que se genera debe ser objeto de atención diaria.
Por último, a nivel de presupuesto ofrece un menor coste que la publicidad tradicional. Conviene no llevarse a equívoco: menor coste no implica que sea barato o incluso gratis. Aquí las PYMES no contarán con departamentos de marketing estructurados e incluso el propio personal podrá gestionar las Redes Sociales (mejor o peor es otro asunto), pero hay cuestiones que precisarán de personal más cualificado y con conocimientos específicos en la materia (diseño, analítica, posicionamiento,…)
Pasando a las desventajas que pueden surgir, algunas de ellas se derivan de lo que a priori podrían parecer ventajas. La falta de tiempo o conocimientos para una adecuada gestión de las Redes Sociales puede hacer que la imagen de la empresa se vea seriamente perjudicada: no actualización de perfiles, usuarios a los que no se responde, información que se pasa por alto,… Y aunque esto se haga de manera aceptable, sin herramientas de análisis posterior la empresa desconocerá el alcance de su actividad en Redes Sociales.

La gestión amateur de los perfiles de la PYME en Redes Sociales debido a la inexistencia de un Plan de Medios Sociales, como mínimo, puede acarrear numerosos problemas a medio y largo plazo. Como comentaba anteriormente, la actualización irregular de los perfiles de la empresa o su mala gestión pueden dañar la reputación de la misma, de modo que nuestra presencia se volverá contraproducente.
Cabe pensar que, del mismo modo que nuestra competencia se presenta ante nuestra empresa, nosotros también nosotros lo haremos frente a la competencia, por lo que antes de lanzarse a este mundo desde una PYME cabe primero reflexionar sobre la capacidad que se tendrá para una adecuada gestión de nuestros perfiles en Redes Sociales: contenidos, campañas, programación, objetivos a seguir, etcétera.
En conclusión, la presencia de las PYMES en Redes Sociales no sirve única y exclusivamente para la venta de productos y servicios, sino que se proyecta también una imagen de la empresa, su misión, su visión, sus valores, su gestión, etcétera. La interacción con el cliente potencial será fundamental para afianzar su confianza hacia la empresa y asegurar así que nuestra empresa y no otra de la competencia es la que mejor satisface su necesidad.
Y vosotros/as qué pensáis, ¿las PYMES gestionan correctamente sus Redes Sociales? ¿Conoces casos de rotundo éxito o estrepitoso fracaso? ¿Alguna ventaja o desventaja más que pueda surgir? ¡Espero vuestros comentarios!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *